Las nuevas reglas del juego electoral: actores, procedimientos y discurso. ¿Está todo listo para el 2021?
diciembre 27, 2019
Reformas electorales: lo que se aprobó y lo que quedó en el tintero.
enero 13, 2020
Mostrar todo

Donald Trump ordenó tirar el gatillo contra Qassem Soleimani

Fuente: The Daily Beasl

Manuel Salgado Tamayo

En una declaración que nos recordó a los pistoleros del viejo oeste, el presidente Donald Trump, admitió que dio la orden para que se asesine a sangre fría al General iraní Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución en Irán, así como al Vicepresidente del Movimiento Multitud Popular Iraquí, Abu Mahdi al-Muhandis y un grupo de seis personalidades más, que fueron ejecutados con un sofisticado sistema de drones, en la madrugada del viernes 3 de enero, en las proximidades del Aeropuerto de Bagdad, capital de Irak, a la que había llegado pocos minutos antes Solemaini, considerado el segundo hombre más importante del Estado de Irán después del líder supremo, el ayatola Ali Jamenei y artífice de la creciente influencia de Irán en el Oriente Medio.

Comentando la noticia un periodista de CNN se atrevió a decir que la declaración de Trump podría sopesarse en su justa dimensión si un día de éstos el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, declara que ha dado la orden para que se asesine al Vicepresidente de los Estados Unidos de América. Pero en la conducta de Donald Trump, como Jefe del Estado militar más poderoso del mundo, hay también un táctico que es necesario señalar: antes el Imperio utilizaba a su policía secreta, la CIA, para ejecutar sus crímenes, ahora todo se hace a la intemperie, de modo abierto, no queda nada por investigar, ni esperar que se rebelen “los documentos secretos del Pentágono”, pues el propio presidente actúa como un villano, convicto y confeso, que se enorgullece de su perversidad extrema.

El terrorismo de Estado busca legitimarse con un discurso que nos recuerda a Nerón durante la decadencia del Imperio Romano.

Fuente: Ynet Español.

Una ola de repudio se ha iniciado en el mundo.

La decisión de Trump ha sido condenada, casi de modo unánime, por los jefes de Estado y de Gobierno de las principales naciones del mundo. Y, si Trump adoptó ésta medida extrema para subir sus niveles de popularidad de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, hay que decir que el tiro le salió por la culata pues el sábado 5 de enero miles de ciudadanos  salieron en las calles de 60 ciudades de los Estados Unidos a rechazar el acontecimiento brutal, así como la posibilidad de que se desate una nueva guerra en Oriente Medio y a exigir que vuelvan los muchachos vestidos de soldados que permanecen en esta región del mundo.

Irak pide el retiro de las tropas extranjeras.

En Irak, escenario de los hechos,  la absoluta mayoría de los parlamentarios han decidido pedir al Gobierno que tramite el retiro inmediato de las tropas extranjeras, incluidas las de Estados Unidos, de su territorio.

El Departamento de Estado ha pedido a todos los ciudadanos norteamericanos que salgan de Irak.

El pedido del Congreso de Irak nos recuerda que en diciembre del 2011 el Presidente Barak Obama cumplió su promesa de retirar las tropas que invadieron Irak en el 2003, que llegaron a construir 500 cuarteles y movilizar 160.000 soldados americanos, tras un balance negativo de 4.500 militares norteamericanos muertos a los que hay que sumar los 60.000 soldados iraquíes que perdieron la vida en una guerra iniciada con la mentira de que Irak tenía armas químicas y bacteriológicas lo que se demostró que era completamente falso.

Fuente: MSN.com. “Irak solicita a EU retirar tropas tras romper alianza con su milicia”.

Durante los funerales en Irán los medios de comunicación internacionales no han podido ocultar el carácter multitudinario de las ceremonias, así como los gritos de repudio al crimen, la quema de banderas de los Estados Unidos y las declaraciones del presidente iraní Hasan Rohaní que advirtió: “Los estadounidenses no se dieron cuenta del gran error que cometieron; los efectos de este error los verán no solo hoy sino a lo largo de los próximos años”, subrayó. El portavoz de las Fuerzas Armadas de Irán fue más mesurado al señalar que Irán “evitará tomar medidas apresuradas”.

La milicia iraquí Multitud Popular, que forma parte del estado de Irak, amenazó con vengar la muerte, al igual que grupos chiitas regionales que habían recibido el asesoramiento y la ayuda de Solemaini en Siria, el Líbano y Palestina.

Donald Trump, para curarse en sano de una posible represalia dice que tiene en la mira 52 sitios iraníes, algunos muy importantes para Irán y la cultura iraní, que serán golpeados de manera implacable si es que atacan a estadounidenses.

Las interminables guerras petroleras.

Irán es visto por la élite imperial norteamericana como su mayor enemigo en la crucial región del Golfo Pérsico donde se encuentran las mayores reservas de petróleo y gas del Planeta. El Imperio tiene en la región aliados importantes como Israel y Arabia Saudita. La guerra ha sido un instrumento varias veces utilizado con resultados dramáticos, contradictorios y sangrientos.

Israel en su papel de Estado gendarme de los intereses imperiales ha tenido que soportar cuatro guerras contra el mundo árabe y musulmán que la rodea.

Saddam Husseim fue un aliado de los americanos en la Guerra de 8 años que causó 500.000 muertos en la década de los 80, después los americanos lo demonizaron y ejecutaron. Osama Bin Laden fue un aliado de los americanos en la Guerra de Afganistán que debilitó a la Unión Soviética y, por último, hay evidencias de que utilizaron a su favor el radicalismo islámico de ISIS que, al parecer, ha sido derrotado por una coalición de Estados chiitas que cuenta con el apoyo de Rusia.

Fuente: Infobae. «El brigadier general Esmail Qaani, nuevo comandante de la Fuerza Quds, sobre el féretro del general Qassem Soleimani, a quien sucederá en la fuerza de élite iraní (Official Khamenei website/Handout vía Reuters)».

Estados Unidos tiene, sin duda, una superioridad militar demoledora frente a Irán, pero el mundo en el 2020 no es unipolar y los Estados Unidos de América no pueden, en el tablero geopolítico global, ignorar las posiciones de China, Rusia y la Unión Europea que están en contra de la posibilidad de que se inicie una nueva guerra en la región que causaría graves afectaciones a sus intereses económicos, comerciales y políticos.

Trump y sus halcones han preparado el escenario bélico enviando 15.000 soldados en mayo del 2019 y en estos mismos días han dispuesto el despliegue de 750 miembros de la 82 división aerotransportada y el acercamiento progresivo de 3.000 marines más.

¿Trump quiere utilizar el poderío bélico contra Irán para liberarse del juicio político en el Congreso y asegurar su reelección presidencial?

Ilustración 1Fuente: Telesur. «Irán responde al asesinato de Soleimani con un ataque con misiles a dos bases militares de Estados Unidos en Irak»

Irán anunció el domingo 5 de enero, en lo que es sin duda una respuesta a la política de Washington, que ya no cumplirá con los límites del acuerdo nuclear del 2015 y que, a partir de ahora, enriquecerá uranio de acuerdo con sus necesidades técnicas.

La declaración demuestra que Irán piensa en serio blindarse contra la posibilidad de una invasión militar norteamericana dotándose del armamento nuclear necesario.

La región del Golfo Pérsico y el mundo viven un momento de extrema tensión. Sumar a la crisis económica la guerra es un escenario que no conviene a nadie, ojalá el propio pueblo norteamericano y la opinión pública mundial detengan este nuevo intento de imponer la barbarie.

Comparte:
Manuel Salgado
Manuel Salgado
Ex legislador de Ecuador. Profesor universitario. Literato. Mgs. en Relaciones Económicas Internacionales mención Comercio e Integración por la Universidad Andina Simón Bolivar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *