¡Paremos el mundo contra la violencia de género!

¡Paremos el mundo contra la violencia de género!

Alexandra Neto Vivas

 Cada 8 de marzo, varios países del mundo conmemoran el Día Internacional de la Mujer, en honor a quienes se volvieron artífices de nuestra historia y sentaron un precedente de lucha y reivindicación en favor de los derechos de las mujeres, en igualdad de condiciones con el hombre. El 8M, que no se circunscribe a un día, no se festeja, se reflexiona y se recuerda a los cientos de obreras neoyorkinas que murieron quemadas por exigir mejores derechos laborales.

Esta conmemoración nos ubica a todas las mujeres en el centro de reflexión de cuánto han logrado nuestras antecesoras y cuánto nos falta aún por conquistar para lograr una real equidad como sociedad.

Por eso, mujeres de todos los continentes, con diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas nos unimos en una huelga universal que visibilice la importancia de nuestro trabajo en cada rincón de la sociedad.

Esta marcha, que no es propia de un colectivo feminista o de un movimiento de izquierda, agrupa a miles de mujeres (abuelas, madres, hijas, esposas, amigas, compañeras) quienes desde nuestro lugar de enunciación demandamos al Estado políticas de igualdad, paz y justicia social. Sin duda alguna, todas estamos atravesadas por desigualdades y precariedades que nos sitúan en contextos diferentes frente a factores como: edad, situación económica, clase social, estado migratorio, trabajo asalariado o no asalariado, participación política y orientación sexual. Por ello, la huelga feminista es una invitación en la que todas y todos encontramos una forma de participar, tomando las calles de nuestras ciudades como un lugar de protesta y resistencia.

Fuente: Telám.

Aunque es cierto que hemos conquistado muchos espacios y derechos, todavía seguimos viviendo en una sociedad profundamente misógina y machista; solo con analizar  nuestro círculo más cercano, nos daremos cuentan que algunas de nuestras conocidas, en este momento, está siendo víctima de cualquier tipo de violencia.

En Ecuador, de acuerdo a datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), 6 de cada 10 mujeres mayores de 15 años han vivido algún tipo de violencia de género durante sus vidas. Un 54% han experimentado violencia psicológica; 38% violencia física; 26% violencia sexual y el 35% violencia patrimonial.

En nuestro país decimos NO a la violencia de género, que desde el 2014, año en que se tipificó el feminicidio, han sido más de 800 niñas, adolescentes y adultas asesinadas en Ecuador a manos de sus parejas, exparejas, amigos, familiares y profesores, lo que representa una muerte cada tres días.

Fuente: Sputnik Mundo.

Al son de “ni una menos”, demandamos al Estado garantizar una justicia que responda a las necesidades de las víctimas, que garantice la no re victimización, y no permita la impunidad de actos como los que lamentablemente hemos vivido estos últimos años.

En Ecuador, las mujeres paramos porque somos cosificadas y hostigadas sexualmente en espacios públicos y privados; paramos en contra de las desigualdades que aún nos afectan.

Paramos hasta que el Estado nos garantice el acceso a la salud y a los derechos sexuales y reproductivos, paramos por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y paramos porque la violencia de género mata. Estamos luchando para vivir libres, felices y sin miedo.

Por eso, para conmemorar el 8M no nos feliciten por ser mujeres, apoyen simbólica y materialmente nuestra huelga que busca quebrar esta sociedad heteronormada, patriarcal y capitalista que se impone sobre las mujeres y las minorías.

+ posts

Comunicadora Social - Articulista de opinión - Docente

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *