Boletín de prensa
agosto 28, 2019
Lenguas indígenas: más allá de la supervivencia
septiembre 5, 2019
Mostrar todo

Yasuní, el ultraje de la utopía de un nuevo mundo

Fuente: Agencia Ecologista Tegantai. Toma pacífica del CNE.

Pedro Bermeo

En el año 2007, un grupo de ecologistas presentó al presidente Rafael Correa la “descabellada” idea de dejar el crudo del Yasuní ITT (Ishpingo, Tambococha y Tiputini), bajo tierra, como mecanismo concreto para frenar al calentamiento global, y con la finalidad de proteger el lugar más biodiverso del planeta y hogar de los pueblos en aislamiento voluntario. Correa tomó esta idea y la hizo suya, vanagloriándose de ella y presentándose ante el mundo como un presidente ecologista.

No fue sino hasta el 15 de agosto de 2013, que Correa se quitó la máscara y mostró a lxs jóvenes su verdadera cara extractivista. Ese mismo día nace YASunidos, colectivo de jóvenes ecologistas que desafiamos al régimen e intentamos inaugurar nuestros derechos de participación política a través de un mecanismo de democracia directa para convocar a una consulta popular desde la ciudadanía y dar la oportunidad a todxs lxs ecuatorianxs para decidir sobre la explotación del Yasuní.

A pesar de todas las trabas del gobierno de Correa, el colectivo alcanzó 756,623 firmas (172,919 más de las necesarias), cumpliendo con todos los requisitos legales que contempla la Constitución y el Código de la Democracia.

Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral de 2014, presidido por Domingo Paredes, anuló fraudulentamente el 60% de las firmas por cuestiones de forma, (tamaño o gramaje del papel, orden de nombres, entre otros motivos formales) y no dio paso a la consulta.

Fuente: Colectivo Yasunidos.

No es sino hasta el 2018, donde Lenín Moreno, nuevo presidente del Ecuador ofrece hacer una consulta popular donde se incluye una pregunta sobre la conservación del Yasuní. Lamentablemente, esta pregunta era ambigua y no tenía un anexo que diga cuándo, dónde y cómo se va a cumplir lo planteado. A pesar de que la protección del parque ganó con más del 67%, terminó siendo, nuevamente, solo una estrategia de campaña. No obstante, otra pregunta de esta consulta abrió la posibilidad de tener un nuevo CNE, en el cual se hace una auditoría oficial del proceso de verificación de firmas del colectivo a pedido del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (CPCCS-T), y se confirma oficialmente el fraude del CNE en el 2014.

Con el informe de la auditoría y todas las pruebas presentadas por el colectivo, el CPCCS-T hace una resolución en la cual señala que los consejeros del CNE del 2014 violaron los derechos de participación de lxs firmantes y pide al nuevo CNE de Diana Atamaint que, como mecanismo de reparación, llame a consulta popular con la pregunta de YASunidos.

Diana Atamaint, mujer amazónica, Shuar, visiblemente cercana al movimiento indígena y ecologista, decide ignorar una vez más el clamor ciudadano y evita el tema hasta que una decena de YASunidas, -articulación feminista del colectivo-, decide tomarse la institución pacíficamente hasta que la presidenta del CNE convoque al Pleno para tratar el tema.

Solamente así, Diana decide responder y negar (nuevamente), el derecho a la consulta, alegando que no es competente para reparar derechos, contraviniendo directamente la Constitución y la Ley, a pesar de haber hecho decenas de declaraciones públicas apoyando la tesis de YASunidos.

Es así como este 15 de agosto, mientras las Yasunidas se tomaban el CNE y el gobierno de Lenín anunciaba la explotación del corazón del parque, Ishpingo, se cumplieron 6 años de la incansable lucha de YASunidos por un mundo post extractivista.

Fuente: Ecuavisa.

Durante estos 6 años de lucha, el colectivo YASunidos ha empleado todos los mecanismos legales, políticos y sociales, nacionales e internacionales, para garantizar la vida del Yasuní; empero, el poder privado y público ha utilizado todas sus artimañas para mantener el statu quo de la explotación petrolera en este único lugar.

En el contexto mundial, donde la Amazonía arde a fuego abierto, el calentamiento global escala en hielo suelto y los intereses del capital son descaradamente encubiertos, seguiremos con esta lucha hasta que se haga justicia y se garanticen los derechos de los indígenas en aislamiento voluntario y la naturaleza.

¡Por el Yasuní, nadie se cansa!

Comparte:
Pedro Bermeo
Pedro Bermeo
Activista por los derechos de la naturaleza y los animales, -incluidos los humanos-. Vocero de @YASunidos - coordinador de @LIBERAECUADOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *