No se puede negar la asistencia a mujeres en emergencias obstétricas

No se puede negar la asistencia a mujeres en emergencias obstétricas

Luego de 8 años, el proyecto de Código Orgánico de Salud (COS) fue aprobado el 25 de agosto de 2020 por la Asamblea Nacional.  Con 79 votos a favor, el documento fue enviado al Ejecutivo, quien tiene 30 días para: aceptarlo, vetarlo parcialmente o totalmente. Algunos grupos han expresado su inconformidad con el proyecto, solicitando al presidente el veto del mismo. En ese sentido, dialogamos con la Master en Derecho con mención en Derecho Constitucional y Master en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales, María José Machado, feminista, quien ha trabajado en políticas públicas en materia de género, derechos humanos y violencia contra las mujeres para que nos comparta sus opiniones sobre el COS.

 ¿Cuáles cree que son las principales ventajas del Código Orgánico de la Salud (COS)?

Las principales ventajas del COS están en el desarrollo de algunas disposiciones constitucionales que protegen los derechos sexuales y reproductivos de toda la población; concretamente somos las mujeres, niñas, niños, adolescentes y población LGBTI quienes requerimos una protección especial.  Algunos avances de los derechos sexuales y reproductivos establecidos en el COS lo que hacen es ampliar lo que está en la Constitución, recomendaciones de organismos internacionales y sentencias de Corte Constitucional e Interamericana de Derechos Humanos.

Un punto importante que podemos situar como avance es lo relativo a la prohibición de objeción de conciencia en la atención a emergencias obstétricas, pues no se puede negar la asistencia a mujeres en emergencia bajo la sospecha de que se habrían provocado un aborto. Lo que sucede muchas veces en la práctica es que cuando una mujer llega con un aborto en curso, se las obliga a auto inculparse y los médicos las denuncian. La mayoría de estas mujeres son pobres, racializadas, tienen entre 14 y 19 años, y son sometidas a juicios.

Por otra parte, la anterior Ley Orgánica de Salud sí reconoce los derechos sexuales de la población; pero el COS desarrolla esto de mejor manera y establece la educación sexual integral para que las y los jóvenes puedan tomar decisiones libres y responsables sobre su vida sexual y reproductiva; así como que puedan tener acceso a anticonceptivos para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué avance establece el COS para la población LGBTI?

Ecuador ha sido varias veces observado por comités de derechos humanos porque se ha detectado tortura a la población LBGTI. El COS recoge recomendaciones internacionales y establece una prohibición expresa sobre los centros de tortura y de supuesta curación de la orientación sexual diferente a la heteronormativa.

Otro avance es el de precautelar los derechos de las personas intersexuales. Lo que ha dicho la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ha estudiado la vulneración de los derechos de las personas intersexuales es que las cirugías correctivas son formas de mutilación genital y de tortura, porque hay muchas personas intersexuales que luego de que han sido operadas cuando eran pequeñas, llegan a cierta edad sintiendo que sus derechos han sido vulnerados. La recomendación es que no se haga ninguna intervención corporal si no se cuenta primero con el consentimiento previo, libre e informado de las personas intersexuales. Lo que hace el COS es poner un límite de edad para que sea la misma persona la que pueda tomar esta decisión y que no sea otra persona la que decida por ella.

¿Qué opinión tiene sobre el tema de los vientres de alquiler?

La gestación subrogada o vientres de alquiler es un debate en todo el mundo. El COS estaría permitiendo la gestación subrogada llamada altruista, pero ¿cómo sabríamos en un país con debilidad institucional, altos índices de pobreza y violencia contra las mujeres, que se van a hacer controles? Lo que puede pasar con esto es que Ecuador se convierta en un país de turismo reproductivo porque no hay ningún tipo de regulación específica, lo único que se hace es prohibirla en niñas y adolescentes.

En los países que se permite el tema está bastante regularizado. Mi posición personal es que no se debería permitir. La discusión sobre este artículo se ha hecho a las espaldas de las organizaciones de mujeres. La aprobación de un artículo así debía haber contado con la opinión de las organizaciones sociales, de sobrevivientes de explotación reproductiva y de personas expertas en sus implicaciones legales, sociales, económicas, internacionales, bioéticas y emocionales.

Hay ciertos grupos que pidieron que se vete totalmente el COS, ¿cuál es su postura frente a esto?

El mensaje social que se daría sería nefasto porque estaría en contra de todos los instrumentos internacionales de derechos humanos, de la Constitución y del derecho de la mayoría de la población (mujeres, niñas, niños y población LGBTI).

Hay ciertos grupos que se oponen al Código, pero parten de la desinformación porque en ningún momento el COS habla de la despenalización del aborto, para la cual se necesita una reforma a la ley penal, o del cambio de sexo de los niños.

¿Cuáles son los retos que tenemos como sociedad y que tiene el Estado para que se cumpla lo dispuesto en la norma?

Es fundamental rescatar el rol del Estado pues se deben garantizar los derechos. Según estadísticas, el 75% de personas en la zona urbana y 80% en la zona rural acude al sistema de salud pública. Por eso es importante que desde el Estado se dicten e implementen políticas públicas para la protección y garantía de derechos.

La violencia en Ecuador es muy preocupante. Por ejemplo, en el caso de violaciones y feminicidios, urge educación sexual y reproductiva para prevenirlos; y un sistema judicial con perspectiva de género que promueva la reparación integral de los derechos vulnerados.

Es fundamental un trabajo del Estado, pero también como sociedad tenemos que investigar y difundir información correcta, es decir, no solo repetir las palabras de ciertos grupos que parten de sus prejuicios y miedos y de la ignorancia en temas de vital importancia para nuestros derechos.

 

+ posts
Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *