“A son of man”. La maldición del tesoro de Atahualpa
noviembre 18, 2019
¿Qué se pretendía conseguir con las reformas tributarias y financieras?
noviembre 25, 2019
Mostrar todo

“La acción de la Comisión Anticorrupción en estos cuatro años, no le ha costado un solo centavo al país”

Entrevista a Germán Rodas Chaves (Coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción, CNA).

La Comisión Nacional Anticorrupción cumple 4 años de aporte significativo en la lucha contra la corrupción y la impunidad. Opción S dialogó con su coordinador nacional, Germán Rodas Chaves, quien hace una breve aproximación a la trayectoria de esta organización, señalando también los retos actuales y futuros.

La CNA está cumpliendo 4 años de vida, ¿cuál fue su origen y cuáles fueron sus motivaciones y objetivos iniciales?

La CNA fue instituida por Movimientos sociales organizados del país (trabajadores, indígenas, gremios profesionales, UNE, FUT, pequeños comerciantes, estudiantes, sectores barriales, entre otros) debido a que ninguna Función del Estado o los denominados Organismos de Control habían asumido el compromiso de fiscalizar al régimen de Correa. Por el contrario, como hemos visto después, fueron parte de la gavilla que asaltó el país. El mejor ejemplo de lo que afirmo es todo lo que hemos conocido del prófugo Carlos Polit, que fungió de Contralor en ese periodo.

¿Quiénes son los actuales miembros de la CNA y como está organizada la CNA actualmente? ¿Cuál es su mecanismo de funcionamiento?

En la actualidad, así mismo designados por los sectores sociales antes referidos, son miembros de la CNA: Isabel Robalino, Simón Espinosa, Alfredo Borja, Francisco Muñoz, Diego del Castillo, Verónica Miranda, Enrique Galarza, Marco Antonio Rodríguez, Juan Cuvi, Ramiro Beltrán, Germán Rodas y Patricio Albuja, quien relevó a Jorge Rodríguez, el cual se mantiene cercano de las actividades de la CNA. La coordinación,  me ha sido honrosamente encargada a mí. El secretario actual de la CNA es el abogado Jorge Rodríguez Quirola.

Hemos logrado, fortalecer la existencia de 16 núcleos o capítulos de la CNA en igual número de provincias.

Además, en este periodo hemos suscrito convenios que permiten afianzar nuestra gestión: con la Contraloría General del Estado, con el Consejo de la Judicatura, con el Municipio de Quito, con la Secretaria de Movilidad del Municipio Quiteño y con la Cámara de la pequeña y mediana empresa de Pichincha, CAPEIPI. Próximamente firmaremos un convenio con el Colegio de Ingenieros de Pichincha.

El trabajo de los integrantes de la CNA tiene el mérito de ser Ad-honorem, ¿cómo se financian las investigaciones y los gastos cotidianos de la Comisión?

El apoyo para el funcionamiento técnico de la CNA proviene de abogados, economistas, Ingenieros y otros profesionales con experticias diversas, quienes dan soporte a nuestro trabajo también de manera ad-honorem.  Las investigaciones derivan del cruce de información de los diversos portales públicos del Estado, de la recepción de denuncias, todas ellas sometidas a una rigurosa indagación, por los propios miembros de la CNA.  Toda esta actividad se financia con recursos propios. Al país no le cuesta un solo centavo nuestro quehacer. Incluso nuestras reuniones se realizan en locales que nos ceden sin costo y los trabajos de secretaría y de ayudantes, también es sin remuneración.

La impunidad es un terreno fértil para la corrupción ¿Cuáles han sido los principales obstáculos que han tenido que afrontar en estos 4 años? ¿Se ha conseguido el anhelo de eliminar la impunidad?

El principal obstáculo es la existencia de un tramado legal “confeccionado a medida” para que no puedan ser sancionados los corruptos. Pero a lo anterior también debe sumarse la presencia de una Justicia puesta a dedo, obviamente no son todos los casos, para encubrir y proteger la corrupción. A lo señalado agréguese que en la Fiscalía, en el periodo correista, botaron a la basura nuestras denuncias que hubo que reformularlas posteriormente.

Están presentadas en Fiscalía 17 denuncias, hasta este momento, y varios pedidos a Contraloría para que intervenga en asuntos específicos.

¿Cuál es el balance que hace la CNA sobre el proceso de reinstitucionalización del país? ¿Ayudó este proceso a tener instituciones de control más transparentes e independientes?

Contribuimos sustancialmente. Fuimos quienes planteamos la necesidad de establecer un proceso y un instrumento –el Consejo de Participación Ciudadana Transitorio- que evalué a las autoridades del correato por su complicidad con el asalto al país. Para llegar a este objetivo, recomendamos la necesidad de ir a una consulta y sugerimos varias de las preguntas del 4 de febrero del 2018. Posteriormente propusimos, junto a otros nombres, el de Julio Cesar Trujillo –miembro de la CNA- como candidato al Consejo Transitorio de participación ciudadana. Su presencia garantizó la reinstitucionalización del país.

¿Qué opinión le merece el proceso de evaluación de jueces de la Corte Nacional de Justicia?

Gracias a nuestro Convenio con  la Judicatura sugerimos un listado de evaluadores, de la más amplia gama del pensamiento doctrinario y con innegable capacidad profesional y académica,  y dicho proceso ha avanzado satisfactoriamente hasta hoy.  Sin justicia, sin independencia de ella frente a los que ejercen el poder político y económico, no es posible afianzar un modelo democrático y justo. Lo que viene ahora, el remplazo de algunos de los Ministros de la Corte es fundamental. No hay posibilidad de equívocos o de repetir la historia anterior en donde la Judicatura terminó siendo brazo de apoyo para cumplir necesidades político-electorales o para anular toda lucha contra la corrupción.

Respecto a la coyuntura, ¿Qué opina sobre la declaratoria de nulidad del proceso de enriquecimiento ilícito que se sigue contra el ex ministro Iván Espinel, por parte del juez Jorge Martínez?

Espinel es un cínico. Es un monumento a la corrupción. Su charlatanería escondió siempre su verdadera condición.

Quien ha anulado ese proceso de enriquecimiento ilícito es de la misma horma de Espinel. Debe la Judicatura actuar frente al comportamiento del Juez Martínez y sancionarlo.

El 25 de abril pasado la CNA presentó una denuncia sobre compras estatales a empresas fantasmas, ¿cuál es el estado de esta investigación? Así mismo ¿cómo funcionaba la red de corrupción en la compra-venta de medicamentos e insumos médicos durante el gobierno anterior?  Y también, en que consiste la denuncia sobre la venta del Hotel Quito?

La denuncia sobre las empresas fantasmas se tramita en diversas provincias del país, puesto que estas seudo empresas han operado en varias ciudades del Ecuador. La Fiscalía viene actuando adecuadamente. Alli están involucradas no menos de cuatro mil personas. Es una red de mafiosos e inescrupulosos que fue descubierta a tiempo. Estas falsas empresas supuestamente entregaban determinados productos. Les pagaban por aquello. Había informes de los departamentos financieros de las entidades públicas como si todo fuera perfecto. La realidad es otra: ni eran necesarios los productos, ni los entregaban, y los montos de los pagos se distribuían entre los complotados en hacer creer al país que todo era pulcro.

Sobre los temas de la salud publica, en donde la adquisicion de medicamentos e insumos ha formado parte de la corruptela inaugurada en el correismo, estamos trabajando con denuncias entregadas a Fiscalía y a Contraloría que demuestran pagos con sobreprecio de las adquisiciones efectuadas a proveedores no facultados para que cumplan esta actividad. Un atraco a la salud del pueblo.

En relación al Hotel Quito: vendieron una propiedad del IESS y de sus afiliados, de manera precipitada a un precio subvalorado. Un edificio patrimonial de la cultura de Quito y de propiedad de los afiliados del IESS no puede estar en manos de vivísimos que se aprovecharon del asalto al IESS. La venta debe ser anulada y el Hotel debe revertirse a los afiliados del IESS.

En relación a los abusos y atracos de Odebrecht, la Procuraduría habla de una reparación y la CNA ha sido convocada como “Contraloría Social” para dar seguimiento a este proceso. ¿Cuál será el rol de la CNA en concreto?

Precisamente hacer “contraloría social” como usted lo infiere.

La CNA está en este proceso para que la reparación no se constituya en una negociación, sino en corolario de un mecanismo mediante el cual se tome cuentas a Odebrecht no solo respecto de identificar los montos de las coimas y a quienes las entregaron, sino fundamentalmente para esclarecer los valores exactos de los sobreprecios de la obra pública construida por esta empresa.

La reparación, en este orden de cosas, deberá responder a un contexto integral,  más allá de las acciones legales pertinentes para sancionar a los corruptos y a los corruptores. No puede haber perdón y olvido frente a esta realidad lacerante para el país.

Finalmente, ¿hacia dónde va la CNA hoy y cuáles son sus objetivos inmediatos?

Estamos trabajando para lograr tener capítulos anticorrupción en todas las provincias para que atiendan los problemas locales y regionales. Aspiramos favorecer nuestra tarea mediante los convenios suscritos –también se han replicado algunos acuerdos en provincias entre los capítulos provinciales de la CNA con autoridades locales- y queremos  articular campañas nacionales para lograr que la educación en valores sea un elemento fundamental en la formación de nuestros jóvenes y en todas las instancias educativas. Todo ello, junto a las denuncias de la corrupción como un compromiso central de nuestra gestión.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *